Almacenamiento en la nube, ¿nos fiamos?

Categoria: Software

Tags: , , ,

Hoy quería compartir con vosotros este enlace de Alt1040 que habla de un asunto que últimamente ha estado bastante en la palestra, debido a los múltiples problemas que han tenido algunas empresas con sus datos almacenados en la nube.

Hace no mucho hubo una caída “generalizada” de muchos sitios de Internet porque los servicios en la nube de Amazon, de los que dependen muchas empresas, cayeron, haciendo un efecto dominó del que todos deberíamos aprender una lección.

Después estuvo el famoso caso del robo de datos de la PlayStation Network, con el consiguiente “apagón por obras” del servicio durante un tiempo inaceptable, a mi modo de ver, que causó fuertes pérdidas económicas a muchas empresas que dependen de este servicio.

Y, como último ejemplo, también hablamos de la caída de Blogger por un periodo de casi 30 horas (también es mucho tiempo para un servicio tan importante de una empresa tan grande como Google).

Entonces, ¿debemos fiarnos de la nube? En mi opinión, sí (con matices).

Dependiendo de la importancia que tenga una información para nosotros, deberemos plantearnos:

  • Si necesitamos copias locales exclusivamente (información muy importante y sensible que no queremos que nadie pueda tener). Como pueden ser nuestras contraseñas, certificados digitales, así como información de la que no podríamos prescindir en un momento determinado porque un tercero falle, como pueden ser datos necesarios para nuestro trabajo.
  • Una alternativa mixta, es decir, lo tengo en la nube por comodidad y también en local por si falla la red.
  • O una alternativa puramente basada en la nube, porque la ubicuidad sea lo más importante de todo.

Está claro que no son posturas excluyentes. Yo, por ejemplo, tengo copias en local (3 backups) de todos mis datos. Los extremadamente sensibles los tengo sólo en local (con 3 copias de seguridad protegidas), los parcialmente sensibles los tengo en la nube (Dropbox) con una capa de cifrado adicional que le proporciono yo con TrueCrypt y, el resto, los tengo en la nube (entre Dropbox y Google).

La opción de cada uno, requiere un análisis y reflexión personales.

Aplicando esta lógica que os cuento. Si yo fuera una empresa en Internet y mis ingresos dependieran de que yo estuviera en línea de manera continuada… ¿me conformaría con depender en exclusiva de un proveedor? Como podría ser Amazon, ¿o tendría un plan alternativo por si cae el mío? Como ejemplo de esto fuera de Internet, os pondré uno que me contaron sobre una caída masiva que sufrió la red móvil de Vodafone. Pasó que un técnico hizo un cambio erróneo en una antena que comenzó a propagarse al resto de antenas. Como él sólo tenía un móvil Vodafone, no pudo comunicarse con nadie y el error tardó mucho en detectarse y corregirse. Desde entonces, todos los técnicos llevaron móviles de otras compañías.

Y otra perspectiva que quiero dar es que, con esto de las caídas en Internet y los datos que se pueden perder, pasa un poco como cuando comparamos los accidentes de tráfico con los de aviones: las magnitudes.

Según mi experiencia como “técnico informático” ;), es más fácil que un usuario pierda sus datos por mal uso de su equipo o programas y nulo respaldo de su información importante (hay gente que no ha hecho una copia de seguridad en su vida), que 1 millón de usuarios pierdan alguno de los datos que tienen respaldados en Internet, pero lo segundo tiene mucho más impacto mediático (de lo primero, ni nos enteramos, aunque ocurre millones de veces al día). Entre otras cosas, porque las empresas que sostienen Internet tienen unos estrictos controles de su información y exhaustivos protocolos de copia de seguridad. Hay que decir que, en los casos que hemos hablado, no ha habido pérdida de datossino indisponibilidad de la información, que no es lo mismo. Sinceramente, que Blogger esté caído 30 horas no me parece mucho… ¡qué si un día no leemos algunos blogs, tampoco pasa nada!

En resumen, y por no alargarme más, pienso que debemos fiarnos de la nube porque, en breve, sólo existirá la nube… puede sonar exagerado pero, tiempo al tiempo… el almacenamiento en local está teniendo cada vez menos sentido, al igual que los dispositivos son cada vez menos importantes, como está intentando demostrar Google con su Chromebook.

Pero, de todos modos, el paso del tiempo dirá…

10 comentarios Comments For This Post I'd Love to Hear Yours!

  1. Rafa dice:

    Como posible culpable, en parte, de esta entrada, te felicito. Me aclaras mucho. Gracias.

  2. Te agradezco mucho esta entrada. Te he expresado mas de una vez que este tema me preocupa bastante, ya que si quiero animar a mi institucion a que de un paso y utilice las herramientas colaborativas, los grupos de trabajo virtuales etc, tengo que tener claros los limites de estas herramientas 2.0 y gratuitas.
    No se si le ocurre a todo el mundo, o sólo a mi, pero hay veces que me pierdo con los terminos. Tal vez, un dia, podias explicarnos como hacer blackups de nuestros datos, o cómo funciona el encriptamiento, o cómo detectar señas de que nuestros datos no estan seguros (por si algun día quieres hacer un post con esto).
    Pienso que antes de lanzarse a evangelizar el mundo con el 2.0 de bandera, hay que dominar esta información y saber dar respuesta a estas dudas. Yo estoy en ello, y me cuesta. Menos mal que tu nos ayudas.
    Un abrazo!

  3. Maria Angeles Medina dice:

    Gracias por tus aclaraciones y por animarnos a usar la nube.
    Comparto la incertidumbre de Azucena, los temas que plantea sobre seguridad también me interesan a mi.

    Saludos !

  4. Me alegra mucho haberte servido de ayuda, Rafa… si necesitas algo más en lo que pueda ayudarte, ya sabes cómo contactar conmigo.

    Un abrazo.

    Por cierto… una duda… ¿por qué dices que eres culpable en parte de la entrada? Me has picado la curiosidad ;) He estado revisando las webs que menciono y enlazo, pero no te encuentro entre los autores.

  5. Azucena, estoy a vuestra disposición para lo que necesitéis: una reunión, una charla, un curso, una conversación…

    Como bien dices, son cuestiones muy importantes y, créeme, nada difíciles.

    Hay un par de Tekus pendientes al respecto: encriptación y copias de seguridad… a ver cuándo tengo tiempo de prepararlas y compartirlas con vosotros.

    De todos modos, si tienes alguna necesidad, dame un toque y hago lo posible por ayudarte.

    Un abrazo.

  6. Pues quedo a tu disposición también para lo que necesites, haciendo extensivo el comentario que le he hecho a Azucena.

    Soy de fácil invitación a una reunión (presencial o virtual) para hablar de estos temas ;)

    Un abrazo.

  7. Entiendo que tu blog habla desde el punto de vista de tus datos personales. Cuando estás en una organización la nube es una decisión corporativa y todos los temas de seguridad y disponibilidad son responsabilidad del departamento de Sistemas de Información.

    Justo después de publicar una entrada en mi blog leo la tuya. Lo que cuento es la disponibilidad de una cloud pública especializada en sanidad con todos los certificados HIPAA y de la FDA. Por ahora se enfoca al mundo de la investigación biomédica y los ensayos clínicos.

    Por ahora, a nivel corporativo, se empiezan a vislumbrar proyectos de clouds privadas, pero si proliferan las clouds públicas sanitarias como la que presento, el paradigma puede cambiar. http://bit.ly/kSOOtn

  8. Poco antes de leer tu comentario había visto la entrada de tu blog entre mis feeds pendientes.

    El concepto me parece muy interesante y bastante necesario. Lo ideal sería que todo lo albergara una única nube pública sanitaria, pero veo complicado que eso ocurra en un país en el que los sistemas de información están tan fragmentados, a pesar de los estándares… pero, ya sabes, entran otras cuestiones ;)

    Aunque pienso que el mundo de la investigación es mucho más abierto e iniciativas como esta podrían tener éxito, no estoy seguro de si “los mismos problemas” que te comenté antes afectarían a una idea tan buena como la que comentas.

    ¿Recuerdas que te hablé en Ávila sobre el proyecto europeo de computación distribuida para el cálculo de, entre otras cosas, sesiones de radioterapia? Sería una buena forma de evitar tener un centro de datos muy desaprovechado en cada hospital y aunar recursos pero, aunque muy lógico desde el punto de vista de una persona de a pie, los que deciden no siguen esta lógica.

    Seguiré atento vuestra propuesta de OHSC.

    Muchas gracias por el comentario.

    Un abrazo.

  9. Rafa dice:

    Y si no nos fiamos a donde se dirigen nuestras empresas en el futuro? La nube es el futuro, es el ahorro de costes y el ahorro de tiempo.
    Antes, cuando eramos nosotros los que teníamos nuestros datos seguramente tuvieramos más riesgo de perderlos, ahora están en manos de empresas que trabajan para que eso no pase.
    Esto es como los métodos de locomoción, el coche lo llevamos nosotros y es más inseguro que el avión por ejemplo y la gente tiene más miedo del avión que del coche.
    Lo que hay que hacer es subirse a la nube con empresas serias. Yo estoy con Aplicateca y estoy tranquilo porque cuenta con el respaldo de Movistar y por tanto de telefónica. Y es así como estoy ahorrando dinero y tiempo.

  10. Me han gustado mucho tus argumentos, Rafa… sobre todo el del avión ;)

    Estoy contigo en que la nube es el futuro.

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un saludo.

10 comentarios Trackbacks For This Post

  1. El cuaderno de bitácora de Fran Sánchez » Comentando una interesante entrada sobre los peligros de la nube en eSalud

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!