Translate this

jun 082010
 

Se sabe que la información proporcionada a través de Internet para apoyar la toma de decisiones informada tiene efecto sobre el conocimiento, la actitud y el comportamiento, elementos clave en el proceso de toma de decisiones sobre nuestra salud.

Pero no sabemos tanto sobre cómo es usada esta información y cómo este uso se relaciona con los resultados de las decisiones tomadas.

En este sentido, un equipo británico ha publicado un artículo en JMIR en el que analizan el uso que hacen los usuarios de un sistema ‘online‘ con información sobre el cribado de cáncer de próstata (información en Medline Plus y en Fisterra) para ayudar a tomar decisiones informadas y lo relacionaron con las actitudes posteriores de los usuarios.

Un punto interesante del estudio, bajo mi punto de vista, es que analizaron los registros de accesos a la web de los usuarios (cuántas páginas se miran por visita, qué páginas se miran más, cuánto tiempo por página y por sesión…). Revisar cómo los usuarios acceden a las páginas web es una práctica habitual de l@s buen@s ‘webmasters‘, que buscan adaptar su producto a sus usuari@s.

La página web sigue activa, se llama Prosdex (bajo el amparo del UK Prostate Cancer Risk Management Programme) y os recomiendo que le echéis un vistazo, pues os ayudará a entender mejor los resultados de este estudio.

Analizaron 82 registros, pudiendo resumir sus resultados en los siguientes puntos:

  • Tiempo medio empleado en la web: 20 minutos.
  • Media de páginas consultadas: 32, aunque hay una gran variación (DS 21).
  • Asociación significativa entre el incremento de uso de la web y:
    • Mayor conocimiento sobre el cáncer de próstata.
    • Actitud menos favorable hacia el PSA.
    • Reducción de la intención a hacerse una determinación del PSA.

Como hago habitualmente, os traduciré el resumen de las conclusiones del estudio.

El aumento en el uso de Prosdex conduce a una toma de decisiones más informada, el objetivo primordial del Programa Británico de Gestión del Riesgo de Cáncer de Próstata. Sin embargo, siendo realistas, los desarrolladores tienen más o menos de 20 minutos para proporcionar información útil que ayude en la toma de decisiones cuando el paciente utiliza una interfaz basada en web. Futuras ayudas a las decisiones deberán ser desarrolladas con esta limitación en mente. Se recomienda que el análisis de los registros de uso deben ser una parte integral del desarrollo y análisis de sitios web de ayuda a la decisión.

Como he comentado en otras ocasiones, vivimos en un mundo ‘infoxicado’ y, como demuestra este artículo, los usuarios no están dispuestos a leer toda la información que le proporcionamos.

Quizás 20 minutos sea muy poco, pero estoy totalmente de acuerdo con que hay que ser muy prudente a la hora de proporcionar información. El análisis de cómo se usan los recursos web que ponemos a disposición de l@s ciudadan@s es algo, simplemente, fundamental. No se trata de poner información y ya está… se trata de un proceso activo y dinámico, en el que el autor debe revisar cómo se accede al contenido que ha publicado y adaptarlo a las necesidades de l@s que lo van a leer y aprovechar, que no siempre coincide con nuestras percepciones y espectativas originales como autores.

Fuente: JMIR.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>