Translate this

jul 172012
 

Jonathan Pobre via Compfight

Cuando hablo de 2.0, intento no hablar ni de modas ni de herramientas. Lo que más me gusta del 2.0 (y el nombre ya empieza a cansar, pero es el que tenemos) es la actitud que genera en las personas y el poder para cambiar las cosas que tiene.

Las herramientas actuales permiten que la población tenga un papel más protagonista y decisivo de lo que le gustaría a los poderes tradicionales.

Es lo que ha venido a llamarse en Internet crowd-loquesea.

Pongamos un ejemplo:

Hasta ahora, si tenías una buena idea para la que necesitabas financiación, o convencías a un banco, o convencías a una gran empresa o convencías (o conocías ;)) a un político o no tenías nada que hacer.

Pero esto ha dejado de ser así. Es cierto que si logro convencer a alguno de los anteriores ejemplos, conseguiré el 100% de la financiación (o no) pero, ¿y si le preguntamos a la sociedad? Al fin y al cabo, nuestros proyectos son para la población, ¿no? ¿Y si les gusta? ¿Y si estuvieran dispuestos a ayudarnos económicamente?

Es cierto que cada individuo no podrá ayudarnos con mucho pero… ¿y cientos de miles de individuos? Las herramientas actuales nos permiten conseguir esto… es la financiación en masa (o para aquellos a los que les gusten los anglicismos: crowdfunding).

Tenemos ejemplos muy cercanos de proyectos que se han financiado así. Es el ejemplo del documental “6 minutos“, del que yo pude formar parte como pequeño financiador de la masa.

¿Y si existieran herramientas que nos facilitaran la difusión de nuestras ideas y la gestión para obtener esta financiación en masa? Pues existen. Quizás la más conocida sea Kickstarter.

Pero yo os quiero hablar de una que acaba de surgir y que está centrada en proyectos de salud. Se llama MedStartr.

Me gusta su eslogan:

Pacientes, profesionales y compañías financiando la innovación en salud.

Financia el cuidado que te importa.

Nota de traducción: me he tomado la libertad de cambiar “doctores” por “profesionales” (que me parece menos excluyente en un entorno multidisciplinar como el nuestro).

Así que… si tienes una buena idea, ¿por qué no te animas a exponerla aquí? A lo mejor te llevas una agradable sorpresa :)

Fuente: iMedicalApps.

  4 Responses to “Crowdfunding para la eSalud: si tu proyecto es bueno, ¿por qué sufrir para financiarte?”

  1. Desde hace tiempo venía barajando la posibilidad del crowdfunding para las soluciones enfocadas al profesional de Biocapax, sin embargo, no encontraba el foro adecuado. Gracias Fran por el aporte.
    Un abrazo.

  2. La verdad es que la financiación en masa es algo muy potente, que rompe los esquemas actuales.
    Y si además tenemos herramientas que lo faciliten, mejor aún.

    Es algo de lo que no podía dejar de hablar en el blog :)

    Me alegra que te haya resultado interesante.

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un saludo.

  3. La idea del crowdfunding en sí ya me parece interesante. Plataformas específicas de proyectos de eSalud como MedStartr pueden servir de gran ayuda a muchas ideas que se quedan en el olvido por falta de financiación.

    Coincido contigo en lo del eslogan de MedStartr (me gusta): “Pacientes, profesionales y compañías financiando la innovación en salud.Financia el cuidado que te importa”

    Buena entrada ;)

    Un saludo,
    Toño G. Parada

  4. Muchas gracias por tu comentario, Toño.

    Estaría bien ver cómo funciona la plataforma… ¡me ofrezco voluntario para registrar un proyecto! ¿Alguien se anima? ;)

    Un abrazo.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>