Determinando la precisión de los teléfonos inteligentes para medir nuestra actividad

Imagen en servidores de Google. Disculpen las molestias.

Giroscopios

En JMIR: “Classification Accuracies of Physical Activities Using Smartphone Motion Sensors“.

Encontramos un artículo interesante a la par que necesario.

Cada vez utilizamos más los teléfonos inteligentes para cuidar de nuestra salud. Existen aplicaciones que usan la información que le proporcionan los sensores del teléfono para medir diferentes parámetros de nuestra actividad… pero, ¿son fiables estas mediciones? Y en consecuencia, ¿es fiable la información que nos está dando la aplicación?

Los autores del artículo estudian la precisión de los sensores de un iPod (que usa el mismo sistema que el iPhone) para medir nuestra actividad física.

Los dispositivos médicos deben pasar controles que certifiquen la precisión de sus mediciones. También deben ser revisados y calibrados con cierta regularidad.

Está claro que los teléfonos inteligentes no son dispositivos médicos y, por tanto, no están obligados a pasar estos controles. Pero todos deberíamos tener muy clara estas limitaciones y las aplicaciones deberían advertirlo.

Por ejemplo, ¿son las cámaras de los teléfonos inteligentes lo suficientemente buena para hacer fotos sobre las que poder emitir una orientación diagnóstica? Si no es así, ¿debería advertirlo la aplicación? ¿Lo hacen? Y lo que es más importante, ¿nos fijaríamos si lo hicieran? Que los usuarios estemos concienciados a este respecto es fundamental.

Ahora bien, tampoco se nos debe ir la cabeza… no siempre es necesaria la mayor de las precisiones. Un dispositivo menos preciso pero más disponible puede ser un buen aliado en la detección temprana de anomalías.

Ser conscientes de las limitaciones del dispositivo que tenemos entre nuestras manos y responsables con el uso que hacemos de él es primordial.

2 comentarios Comments For This Post I'd Love to Hear Yours!

  1. Hola nuevamente Fran… lo que señalas es una viejísima discusión en los foros de corredores populares (por ejemplo en http://www.correrengalicia.org ) con respecto a los GPS de pulsera.

    Yo te puedo señalar que he notado una grandisima diferencia entre los datos que capturaba (captura ahora para mi chico) mi HTC touch2 y mi actual iPhone4S… de cientos de metros en circuitos de 10 km… no te puedo hablar de fiabilidad de la medición de FC porque de eso no uso; pero si que he leido algún comentario por ahí.

    La proyección que realizar respecto a las cámaras… la analizó Rafael Pardo en una entrada sobre teledermatología que viene enlazada en la genial entrada de hoy sobre “Guasá” en sanidad.

  2. Bueno, es cierto que todo dispositivo tiene cierta variabilidad cuando mide… eso ocurre hasta en los carísimos dispositivos médicos aprobados.

    La cuestión, bajo mi punto de vista, es: ¿la medición de un dispositivo móvil está dentro de los márgenes aceptables respecto al estándar oro? Y, si no lo están, ¿debe esa aplicación dar consejos en base a la información recogida?

    Otro tema es la precisión que necesitemos. No es lo mismo un podómetro que falle en 1 paso cada 500, que un medidor de glucosa de estos que salen ahora para los móviles. Aunque quizás este último ejemplo no sea muy adecuado, pues es un tema más delicado y, los que he visto por ahí, siempre buscan tener la certificación de la FDA o Agencia Europea.

    Pongamos el ejemplo de una aplicación de fisioterapia (guiño a Raúl ;)) que te ayuda en la rehabilitación de una articulación midiendo tu arco de movimiento gracias a sus sensores y enviándoselo al profesional para que vaya haciendo seguimiento… ¿y si no te puedes fiar de las mediciones? ¿Y si el aparato dice que estás bien cuando no lo estás? Ahí es donde yo voy.

    Muchísimas gracias por tu comentario, compañero.

    Un abrazo.

2 comentarios Trackbacks For This Post

  1. ¿Son precisos los teléfonos inteligentes para medir nuestra actividad? | Salud Conectada | Scoop.it

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!