Translate this

may 102011
 
Imagen en servidor ajeno. Disculpen las molestias.

Default State by Helga Weber

A veces nos cuesta ver la realidad desde el punto de vista de los demás y corremos el peligro de tender a pensar que todo el mundo está en nuestra misma onda y que entiende las cosas como nosotros las entendemos.

Para los que nos dedicamos a la eSalud esto es un problemón. Como nos manejamos con relativa soltura con la tecnología, móviles inteligentes, redes sociales, wikis y demás, podemos llegar a pensar que todo el mundo está (más o menos) al mismo nivel. Así que, cuando diseñamos (o ayudamos a diseñar) sistemas, entornos, webs o demás proyectos interesantes, es fácil que nos dejemos llevar y diseñemos algo que nos gustaría o nos resultaría útil a nosotros.

Pero, ¿está la población realmente preparada para todo esto de la eSalud? ¿Lo quiere realmente?… o mejor dicho, ¿lo quiere como nosotros se lo estamos dando? Estas preguntas siempre me devanan los sesos.

Hoy quería compartir con vosotros los resultados de un estudio, publicado en JMIR (como no), que viene al pelo para estas preguntas.

El objetivo del estudio era evaluar cómo está de preparada la población para la eSalud midiendo el rendimiento de una muestra para cuatro tipo de habilidades en Internet (haciendo pruebas relacionadas con salud).

Los resultados globales fueron:

  • Los sujetos completaron una media del 73% de las tareas operacionales.
  • También completaron un 73% de las tareas formales.
  • En las tareas relacionadas con la información, sólo un 50% las completó con éxito.
  • En las tareas estratégicas, sólo un 35% tuvieron éxito.

Si hablamos de resultados por individuos:

  • Sólo un 28% de los individuos completaron todas las tareas operacionales.
  • Sólo un 39% las formales.
  • Un 13% las de información.
  • Y un 20% las estratégicas.

Os insto a que le echéis un vistazo al artículo para que veáis qué tipo de tareas está englobada en cada categoría.

Pero, como me llama muchísimo la atención el mal rendimiento obtenido en la sección de “información” que, bajo mi punto de vista, es la más importante, os detallaré algunas de las tareas para que os hagáis una idea:

  • Elegir una web para buscar información.
  • Definir los términos de búsqueda y sus opciones.
  • Seleccionar la información en los resultados o en una web.
  • Evaluar las fuentes de información.

Creo que estos resultados son como para pensarse las cosas y plantearse si realmente lo estamos haciendo bien.

Como solía hacer antes, me gustaría incluiros la traducción de las conclusiones del estudio resumidas:

Aunque la cantidad de información y servicios en línea relacionados con la salud está creciendo constantemente, parece que la población en general carece de las habilidades para mantener el ritmo. Más problemático parece ser la falta de habilidades de información y estratégicas en Internet que, en el contexto de la salud, son muy importantes. La falta de estas habilidades también es problemática para los miembros de las generaciones más jóvenes que, a menudo, se consideran usuarios con conocimientos sobre Internet. […] Los resultados del estudio hacen un firme llamamiento a políticas para aumentar el nivel de conocimientos de Internet.

Y eso es algo en lo que suelo pensar a menudo… ¿merece la pena que sigamos avanzando a este ritmo? ¿No sería mejor asegurarse de que todo lo que proporcionamos se recibe como (o tiene el efecto que) esperamos?

¿Vivimos tan en la sociedad de la información como creemos? Estos resultados parece decir que no, ¿no creéis?

Parece estar claro que la población necesita más formación al respecto… tendemos a pensar que nuestros hijos ya se están formando adecuadamente porque se regalan ordenadores en el colegio… pero, ¿es esto verdad? ¿Están nuestros profesores preparados para formar adecuadamente a nuestros hijos en estos asuntos? Yo pienso rotundamente que no. ¿Qué pensáis vosotros, compañeros?

Pienso que debemos tomarnos muy en serio esta asignatura si queremos seguir avanzando adecuadamente… si no, tendremos graves problemas.

Fuente: Internet Skills Performance Tests: Are People Ready for eHealth?

  19 Responses to “¿Está la población preparada para la eSalud?”

  1. Estoy de acuerdo contigo y creo que los datos del estudio no hacen sino confirmar lo que ves si miras atentamente a tu alrededor. Un poco de sosiego y pensar bien las cosas siempre viene bien…

  2. Pues sí… quizás deberíamos valorar un poco más el ritmo de avance de algunas cosas y centrarnos en afianzar lo que ya tenemos.

    Muchas gracias por tu comentario, Idoia.

    Un abrazo.

  3. Resaltar también el nivel tan dispar existente entre los médicos en está materia. Quizás influido porque la formación es autodidacta. Existen muchos niveles en el manejo de estas nuevas tecnologías.
    Un saludo

  4. No podría estar más de acuerdo, José.

    Y lo malo es que el conocimiento en esta materia se asume y pocos son los centros que cuentan con formación específica para sus profesionales en el manejo de estas herramientas.

    Pienso que, en algún punto de nuestro ciclo formativo entre la escuela y la Universidad, deberíamos tener formación más o menos reglada a este respecto. Si nos enseñan a escribir en la escuela… ¿por qué no nos enseñan a manejar Internet? En ese sentido, si no lo hacemos, estaremos creando analfabetos para el futuro, aunque suene duro decirlo.

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un saludo.

  5. ¿Cuántas veces la medicina ha actuado de la misma forma que un déspota ilustrado, diciendo “pacientes, esto es lo bueno para vosotros” y sin escuchar la necesidad real.

    Ambas cosas son necesarias. Es necesario que los médicos trabajemos en nuevas soluciones para los problemas de salud, pero es fundamental que sepamos cuál ofertar y cuál no.

    Como te he comentado en otras ocasiones, la reciente incorporación de internet a la vida de las personas supone una amenaza a los profesionales de la medicina. No nos puede coger desprevenido, pero de ahí a intentar aplicar el modelo 2.0 a toda la población, hay un trecho.

    Un trecho grande.

    Un abrazo

  6. Siendo estudiante de 5º de medicina promoví y organicé dos cursos sobre uso de Medline y diseño de estrategias de búsqueda (hablo del año 2000). Ya entonces me dí cuenta de la enorme disparidad de habilidades en el uso de las herramientas.

    En contra del típico meme de los nativos digitales, las habilidades para el uso de la informática no tienen demasiado que ver con la edad. Me refiere a un uso inteligente de la misma (más allá de aprender a etiquetar fotos en el facebook).

    En el 2005 de R1 volví a sorprenderme de que mis co-erres tenían un nivel similar en el uso de Medline que mis alumnos del año 2000, nada había cambiado.

  7. Como bien dices, creo que estaría bien pararnos un poco y ver si lo que se hace llega y lo entiende nuestra población.

    Creo que es muy relevante el hecho de que en las estrategias de búsqueda y de selección de resultados sea en lo que peor se manejan, porque es el uso principal que la gente da a Internet en temas de salud. Quizá no fuera mala idea intentar hacer un poco de “docencia” al respecto en los blogs destinados a pacientes.

    Yo creo que pasa como con internet y nuestras relaciones profesionales: si usar simplemente el email entre los medicos de los centros de salud y los del hospital fuera algo habitual, ya me daria yo con un canto en los dientes.

    Un abrazo

  8. Emilio, yo creo que tanto Internet como la tendencia 2.0 actual ya ha pillado muy desprevenidas a todas las organizaciones sanitarias (y a muchas no sanitarias también). Por este motivo se ha producido una reacción exagerada que intenta “digitalizar todo” (incluso lo no digitalizable ;)) de una forma casi irracional (animados, en muchos casos de forma inadecuada, por empresas externas).

    Por todo esto, creo que es necesario hacer una pequeña pausa (que no pasa nada, ¿eh?) para reflexionar y, como tú bien indicas, preguntar a las personas verdaderamente importantes en esto: las personas que lo van a usar (tanto profesionales como ciudadanos).

    Siempre se habla de no ser paternalistas cuando ejercemos la Medicina, pero creo que estamos cometiendo el mismo error en lo referente a las tecnologías de la información aplicadas a la Medicina, con una diferencia, las personas no van a dejarse. Da igual que tú crees la web más avanzada, si no ofreces nada que interese, te hundes en la miseria porque ya se encargará la Comunidad (y no me refiero a una Autónoma) de suplir tus carencias. Esto no gusta escucharlo, he visto webs corporativas que se han llevado presupuestos desorbitados y que luego no tienen un número de visitas ni siquiera cercano a lo aceptable… incluso con los maquillajes que seguro se aplicarán a esto.

    Lo peor de todo es que los responsables de administrar nuestros recursos no parecen querer enterarse de esto y siguen en la misma línea… ¡y hasta piden ayudas y becas para ello!

    Muchas gracias por tu comentario, Emilio.

    Un abrazo.

  9. Julio, tu ejemplo pone claramente de manifiesto lo que quería decir con mi entrada. Te agradezco mucho que lo hayas compartido con nosotros.

    Como se suele decir: “Es triste, pero cierto“… y lo malo es que aún hoy (en 2011) no parece que la cosa haya cambiado demasiado, ¿no crees? Está claro que no conozco a una muestra representativa de residentes y facultativos, pero mi impresión es que hay muchísimo desconocimiento en el uso de las herramientas que tenemos a nuestra disposición hoy día.

    Lo curioso es que nuestros planes de formación no parecen haber reaccionado en todo este tiempo.

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un abrazo.

  10. Me encanta el escenario que has propuesto, Fernando, porque no da una oportunidad excelente para poner de manifiesto que no somos capaces de usar adecuadamente herramientas que ya tienen décadas (me refiero al nivel institucional, claro)… ¡¿¡cómo nos queremos plantear entonces utilizar las que acaban (como quién dice) de aparecer!?!

    En mi día a día como directivo, siempre intento velar por el buen uso (sobre todo a efectos de protección de datos) y el buen aprovechamiento (facilitaría muchísimo las cosas y mejoraría nuestra eficiencia claramente) del correo electrónico en nuestro ámbito… pero, basándome en mi experiencia, todavía queda mucho trecho (como dice Emilio)… pero si no somos capaces de dar la formación adecuada de forma institucional y reglada y, encima, nuestras herramientas no son nada adecuadas a la práctica diaria (y hablo de la herramienta de correo corporativa que tenemos en Andalucía), ¿qué esperamos que ocurra? Pero bueno, ahora mismo, parece que se mira para otro lado… hay otros “problemas” más importantes.

    Muchas gracias por tu comentario, Fernando.

    Un abrazo.

  11. Las principales fuente de información social siguen siendo el boca a boca y la televisión. Los profesionales sanitarios deberíamos usar ambas. El boca a boca con pacientes y comunidades, el lenguaje audiovisual con videos propios para reforzar consejos o informaciones.

    Rescatar el rol que todo profesional sanitario tiene de gestor de información sanitaria para el paciente puede ser pertinente. Todo el mundo necesita guía para navegar por un óceano enorme. La información lo es.

  12. En la sociedad digital cuantas más competencias digitles tengamos mejor nos moveremos en la red. Sin embargo hay sitios web y redes sociales que saben llegar a un público con pocas habilidades, consideran la experiencia del usuario y, finalmente, sus contenidos tienen el aval de la sabiduría colectiva o, por qué no, de los organismos responsables de la salud pública.

  13. Sabias palabras, Salvador.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo… debemos asegurarnos que los contenidos que se consumen son adecuados y, no menos importante, que son bien entendidos. En ese sentido, nuestro papel como guías en el ‘mare magnum‘ de información sobre salud no sólo es fundamental, sino que es nuestra obligación.

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un abrazo.

  14. […] Article (Spanish) El cuaderno de bitácora de Fran Sánchez, 10 May 2011 Article (van Deursen 2011) […]

  15. Estoy de acuerdo contigo, Pere.

    Te pondré un ejemplo que siempre usaba un profesor mío en Londres (alguno ya estará harto de oírlo ;)).

    ¿Cuánta gente usa Facebook? ¿Cuánta gente compra billetes de avión en Internet? ¿Cuánta gente ha comprado un libro en Amazon? ¿Cuánta gente comprueba el tiempo que va a hacer en Internet?…. y ahora digo, ¿cuánta gente ha hecho un curso para hacer estas cosas? Dar a la experiencia del usuario la importancia que tiene es un factor de éxito muy importante para todos estos servicios de Internet… debemos aplicarnos el mismo cuento, ¿no creéis?

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un abrazo.

  16. Menos mal que los gurus ;) ya os vais dando cuenta de la maravillosa realidad, en este caso a través de la investigación. Quizá uno de los primeros pasos para cambiar algo sea conocerlo, no?

    Uno de los autores del articulo lleva muchos años trabajando sobre el tema de las desigualdades y las brechas digitales. Hace tiempo que intento aplicar su marco a la salud

    Ej:
    http://www.ictconsequences.net/2011/03/13/ehealth-literacy-as-a-catalyst-to-overall-digital-literacy-among-the-elderly/

  17. Tienes toda la razón, Francisco.

    Debería haber mucha más metodología científica detrás de nuestros megaproyectos corporativos multimillonarios pero, desafortunadamente, no es así… tienen mucho más peso la empresas, las cuales tienen evidentes intereses. Creo que en nuestro marco nacional esto va a tener mala solución, aunque quizás la situación de mi comunidad autónoma altera negativamente mi opinión. Pero tengo grandes esperanzas en que la Comunidad Europea sea la que conduzca el cambio… un cambio que costará, pero estoy convencido de que lo conseguiremos.

    Quiero decirte que antes de escribir este comentario he estado echándole un vistazo a tu blog y me ha encantado (ya está entre mis feeds, así como tú en mi Twitter). Tengo varias entradas marcadas para leer más adelante con calma (entre ellas, la defensa de tu tesis) y me gustaría echar un vistazo a tu blogroll para actualizar el mío.

    Muchas gracias por tu comentario, un placer encontrarte, comienzo a seguirte.

    Un abrazo.

  18. Fran, me ha encantado tu entrada aunque la estoy leyendo con un poco de retraso. Tocas muchos temas interesantes.
    Respecto a la educación, creo que en Twitter leí la frase de que los profesores son esas personas del siglo XX, que educan a personas del siglo XI con métodps del siglo XIX. Me parece una reflexión genial, que también podríamos extender al campo de la salud.
    Aunque Internet está de moda en los congresos médicos desde hace mucho tiempo, no es un tema estrella. Siempre se ha incluido una sesión sobre el tema de manera marginal, en el último día y con poca afluencia de público. Parece que la tendencia está cambiando, pero esto puede que sea un sesgo de observador.
    En cuanto a la brecha tecnológica, la telefonía movil (por ejemplo) nos ha demostrado que es bastante menor de lo que pensamos. La gente utiliza la tecnología cuando le resulta útil (le resuelve problemas o le permite hacer cosas). De la misma manera, son los pacientes crónicos los que están llevando la voz cantante en la 2.0. Nosotros solo podemos subirnos al carro y proponerles herramientas que usarán, o no, según lo practicas que les resulten. Y eso, como dice Francisco, requiere investigar y objetivar los datos.

  19. Gracias por tus palabras, Ignacio, con las que estoy totalmente de acuerdo.

    Curiosamente hoy estoy en Málaga, en la habitación de un hotel practicando la charla que daré mañana sobre accesibilidad… precisamente, uno de los artículos que menciono es el que da pie a esta entrada. Veremos qué impacto consigo tener.

    Muchas gracias por tu comentario. Espero que nos podamos conocer al fin en la blogosfera.

    Un abrazo.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>