Translate this

mar 072011
 
Imagen en servidor ajeno. Disculpen las molestias.

Ejemplo de kiosco médico

Si escuchamos a nuestros abuelos, nos daremos cuenta de que lo sorprendéntemente cíclica que es la vida… avanzamos, está claro, pero hay cosas que vienen y van, como un péndulo.

Como bien señala la fuente de nuestra entrada de hoy, en las últimas décadas, la Medicina ha pasado de ser una disciplina practicada en los hogares a realizarse en enormes instalaciones hiperespecializadas.

Pero parece que el péndulo está volviendo atrás de mano de la tecnología. Son cada vez más los proyectos o servicios que intentan devolver el cuidado de la salud al hogar de l@s ciudadan@s.

Esto cobra especial importancia en el cuidado de las enfermedades crónicas. Las personas deben aprender a vivir con sus enfermedades, conocerlas, controlarlas y saber detectar cuando algo va mal. ¿Es necesario acudir a un centro para esto? Definitivamente no… pero, lo más importante, ¿qué preferirían los ciudadanos? Según mi experiencia, las personas prefieren estar en casa, sobre todo cuando están afectadas por dolencias que le limitan la movilidad, pero no debemos dejar que la tecnología nos haga olvidar la importancia de las relaciones humanas.

El debate tecnológico está más que superado… y contamos con las herramientas para que la relación máquina-humano sea transparente y fácil para cualquiera.

Vamos a imaginar un posible escenario que evoluciona a partir de uno actual.

Una casa con dos ancianos con enfermedades crónicas relativamente bien controladas y con la suficiente autonomía como para vivir solos, con ayuda de una persona que acude por horas para tareas de limpieza, básicamente, aunque el factor compañía no es nada desdeñable y, posiblemente, para esos ancianos sea lo más importante.

Hasta ahora tienen “el aparato del botón rojo”… que es como llaman al dispositivo de teleasistencia: básicamente un interfono que dispone de un colgante para poder activar una alerta en caso de necesidad. Regularmente una persona llama por teléfono a estos ancianos para ver cómo están y conversar un rato.

Bien, ahora planteemos el siguiente escenario:

  • En lugar de este interfono, imaginemos un dispositivo como el de la foto, con el que todos los aparatos de medición (glucómetro, tensiómetro, espirómetro, electrocardiógrafo… y un larguísimo etcétera) están conectados de forma transparente para los ancianos.
  • El contacto regular de los asistentes sociales podría ser una videoconferencia, en lugar de una llamada, con el importante impacto positivo que podría tener (ver una cara amiga).
  • La monitorización de las constantes críticas para sus enfermedades podría ser directamente comunicada a una central en la que se siguieran tendencias y pudieran generarse alertas en caso necesario.
  • Podría usarse para contactar con su médico de familia, el cual podría pedirle que se midiera alguna constante a demanda.
  • La soledad es un mal que podría paliarse con estos dispositivos. En muchas ocasiones no se tiene la oportunidad de hablar con otras personas porque no se tienen ganas de salir… ¿os imagináis la posibilidad de mantener una videoconferencia con los amigos de una manera sencilla? No sería difícil crear un interfaz adecuado para nuestros mayores y, superado esto, el servicio tendría un éxito asegurado y un importante impacto positivo sobre la salud.
  • Con este dispositivo sería muy sencillo realizar tareas grupales de estimulación cognitiva.

Soy un convencido de que este cambio está realmente cerca… son muchas las empresas que se han dado cuenta de esto y están trabajando duro para desarrollar terminales táctiles para personas mayores que funcionarían como verdaderos ‘hubs‘ de dispositivos biomédicos con “funcionalidades sociales” -¿las llamamos así?- incorporadas.

Como siempre, la tecnología va muy por delante de nosotros… lo verdaderamente necesario es un cambio cultural para que esta visión se convierta en una realidad.

Lo que verdaderamente me abruma es pensar: ¿Qué vendrá después? ¿Cómo nos cuidarán nuestros nietos? ¿Cómo cuidarán a nuestros nietos?

Fuente: iMedicalApps.

  6 Responses to “Kioscos médicos, ¿un nuevo modelo en la asistencia sanitaria?”

  1. Es importante que seamos conscientes de hacia donde vamos. El progreso es una realidad social imparable. Y nos adaptamos o no podremos dar los mejores servicios. A veces pensamos que a los que tenemos 40 o 50 años no nos pillará, pero es que ya nos ha pillado. Probablemente a nuestros ancianos de 80 no les llegue (salvo pilotajes contados) pero a los de 60 casi seguro…
    Gracias por ayudar al cambio cultural, Fran
    Un abrazo

  2. Gracias por tus palabras, José Antonio.

    El cambio cultural es imparable, como bien dices… en lo que tenemos que trabajar más a fondo es en la gestión del cambio, tanto para nuestros profesionales como para los ciudadanos.
    Debemos hacer todo lo posible para que el cambio cultural no suponga un dolor de cabeza en la práctica diaria de nuestras profesiones… y en eso tenemos un papel los ‘geeks‘ de la profesión.

    ¡Esto marcha!

    Un abrazo.

  3. […] Article (Spanish) El cuaderno de bitácora de Fran Sánchez, 7 March 2011 […]

  4. Fran,..esto no está tan lejos como piensas. En Abla, estamos llevando a cabo el proyecto CISVI como parte de la actividad del Living Lab Sociosanitario RioNoLL, al que Abla pertenece, y como parte de las actividades de Abla como ESDi. Lo estamos trabajando con pacientes con EPOC, con implicación de las cuidadoras. Puedes ver algunas fotos e información en

    http://abla.blogia.com/2010/072101-instalacion-de-equipos-de-prueba-en-abla-para-teleconsulta-medica-y-enfermera-en.php

    donde las pruebas se hicieron desde mi domicilio como simulador del domicilio del paciente. Eso fue en el mes de junio de 2010.

    No es el único proyecto: en la III Jornada de Living Lab y Desconferencia Salud2.0Andalucía,..donde nació el Manifiesto Abla 2010,..

    http://abla.blogia.com/2010/102801-iii-jornadas-de-living-labs-de-ambito-rural-en-abla.php

    http://mlao13.blogspot.com/search?updated-max=2010-11-17T23:06:00%2B01:00&max-results=30

    se firmó un acuerdo entre el Rural Lab y la empresa Realtrack Sistem para trabajar con su producto WIMU en el campo de los cuidados en el paciente crónico. En ello estamos…

    Como ves,..ya es una realidad,..al menos en Abla.

    Saludos,..

    Maite.

  5. Hola, Maite.

    Soy consciente de lo avanzados que estáis en estos asuntos en Abla.
    No hace mucho estuve en una reunión de Telefónica convocada por Innovación en la que se presentaban proyectos de Telemedicina… había alguien de Abla (perdona, no recuerdo el nombre… un enfermero, creo) y nos comentó algunos de los proyectos en marcha… me quedé (y sigo aún) con unas ganas enormes de haceros una visita.

    El día menos esperado aparezco por allí, jejeje…

    Enhorabuena por todo lo que estáis consiguiendo.

    Un fuerte abrazo.

  6. Serás bienvenido!

    Saludos..

    Maite.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>