Necesidades en eSalud: ¿escuchamos de verdad o proyectamos las nuestras?

En ocasiones encontramos artículos que nos ponen los pies en el suelo. Curiosamente (#ironicmodeON), este tipo de conclusiones no tienen el mismo bombo que otros basados en la más pura opinión o interés comercial.

Francisco Lupiáñez analiza en su blog el uso de la llamada mSalud en Europa.

Hay un resultado que me parece escalofriante: el 77% de los encuestados NUNCA han usado aplicaciones de salud en sus móviles. Y, teniendo en cuenta que la muestra son usuarios de Internet, el dato resulta más significativo aún.

Entonces, ¿está justificada toda esta fiebre alrededor de la mSalud? ¿Nos movemos por una necesidad real de la población o estamos proyectando nuestros deseos? Por no decir intereses…

Espero que no se me malinterprete. No estoy en contra de la mSalud. Sólo estoy planteando que es posible que no estemos haciendo una aproximación, digamos, adecuada.

Defiendo la investigación contra la propaganda. El interés de la población frente al interés de multinacionales. Los resultados en salud (medidos y objetivados) frente a las cuentas de resultados.

Es necesaria una reflexión. Debemos planificar bien el camino para andarlo bien. Hay una gran necesidad de información y formación; no sólo a profesionales, sino también a los ciudadanos. Y, desde mi punto de vista, ésta debe partir del método científico, como nos enseñaron en las facultades… ¿nos ponemos a ello?

8 comentarios Comments For This Post I'd Love to Hear Yours!

  1. olga dice:

    Estoy de acuerdo contigo Fran. Primero detectar necesidad, después planificar formación y buscar herramientas, Apps o lo que sea para poder satisfacer esa necesidad. Al revés no suele funcionar nunca.
    Un abrazo.

  2. Estamos en la misma línea, Olga.
    Poco a poco iremos haciendo mella y consiguiéndolo :)

    Muchas gracias por tu comentario.

    Un besazo.

  3. No puedo estar más de acuerdo Fran!

    En su momento ya había leído el análisis de Lupiáñez y los datos demuestran una realidad bastante alejada de lo que se plantea en muchos eventos, foros, presentaciones y demás.

    He analizado bastante las apps que me he encontrado en los principales repositorios y desde el punto de vista técnico-funcional la mayoría son iniciativas orientadas al posicionamiento de marca, a la espera de ver cómo evoluciona el mercado a medio plazo pero no representan una alternativa real, por muchos motivos.

    Un saludo,

  4. Pues sí. Tampoco creas que la mayoría plantea algo disruptivo desde el punto de vista médico. Las que he podido ver (y son muchas) no terminan de merecer la pena. Y lo pone de manifiesto la elevadísima “caducidad” de este mercado… las apps nacen como hongos, pero también mueren antes de que nos demos cuenta.
    Desde mi punto de vista, éste es un síntoma de lo que tú dices: se está buscando más el posicionamiento que el beneficio del usuario.
    Y, viéndolo desde el punto de vista del desarrollador, es normal. Hacer una app cuesta dinero, pero si quieres triunfar en el Market de turno, ponerla gratis es el mejor aliciente… si no, te costará mucho llegar al gran público. Y digo yo, si subvencionamos medicamentos (aunque cada vez menos ;)), ¿por qué no subvencionar apps? Creo que merecería la pena hacer estudios serios al respecto. Si nuestras instituciones subvencionan apps de calidad y les dan continuidad, ¿podríamos obtener resultados en salud reales? Creo que es algo que, necesariamente, debemos plantearnos pronto, antes de que la burbuja de las apps nos estalle en la cara.

    Muchas gracias por tu comentario, Toño.

  5. Me alegro de que los datos transparentes sirvan para provocar reflexiones, muchas gracias Fran por el inicio del debate.

    He estado analizando esos datos con otras dimensiones del estudio, siguiendo el marco conceptual propuesto, y salen muchísimas cosas interesantes. Probablemente la primera es que quiza debería hablar de mBienestar lo que abre una enorme ventana para la prevención como servicio de salud (eso es otra de las conclusiones interesantes de los diferentes perfiles de ciudadanos en relación a las TIC en salud) entre la población más joven.

    Seguiremos analizando los datos con la intención que sirvan para su aplicación.

  6. Gracias a tí por compartirlo con todos nosotros. Espero que podamos hablar de ello la próxima vez que nos veamos y nos pongamos al día :)

    Estaremos atentos a tus aportaciones.

    Un abrazo.

  7. Como ya indiqué por twitter en un acontecimiento en el que acabo de participar una casa comercial presentó su app que en definitiva sólo sirve para “hacer pedidos” cosa que a mi ni me interesa ni me aporta… si no son capaces de aportarle nada al usuario final creo que no tendrán futuro y que serán inversión perdida cosa que en el caso de la empresa privada les preocupa a ellos pero en el caso de nuestro SNS…

  8. Si juntamos a un comprador que no tiene ni idea y con dinero (que no es suyo) con un vendedor sin escrúpulos… ¿qué sale? ;)

8 comentarios Trackbacks For This Post

  1. La burbuja del 2.0 y las apps en salud | Salud Conectada

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!