Translate this

may 042013
 

Imagen en servidor ajeno. Disculpen las molestias.
Ayer hablaba con un compañero sobre tecnología emergente mientras dábamos un paseo y salió el tema de conversación de las gafas de Google: Google Glass.

Empezamos a hablar de lo que haríamos con ellas si las tuviéramos :) Hasta ahora sólo hemos podido ver los vídeos promocionales oficiales y la información de la web, que nos detalla qué podemos hacer con ellas.

Están las típicas cosas que fascinan a cualquier ‘geek‘ que se precie: poder hacer fotos o vídeos con un simple guiño del ojo, tener un navegador incorporado (en lugar de ir mirando el móvil y chocando con la gente por la calle), tener un traductor instantáneo, información sobre vuelos, restaurantes, museos, bares…

Como ambos somos médicos, empezamos a hablar del uso que le daríamos en Medicina:

  • Poder hacer una consulta a otro compañero vía Google Hangout sobre un caso complejo que tengas delante (no voy a entrar en esta entrada en cuestiones de privacidad y seguridad de la información… ahí hay muchas lagunas y presenta muchos problemas, pero quiero hacer una entrada positiva :)).
  • Que otro compañero (o adjunto, pues ambos somos residentes) pueda guiarte en un caso complejo sin necesidad de que esté allí (por ejemplo, para adjuntos con guardias localizadas).
  • Poder consultar información necesaria en tiempo real. Por ejemplo, sobre anatomía de una zona que estás operando o tratando, bibliografía relevante sobre el caso que te preocupa…
  • Impartir formación en directo. Por ejemplo, un cirujano podría retransmitir una cirugía mientras la va explicando sin necesidad de montar un gran sistema audiovisual.
  • Hacer uso de técnicas de realidad aumentada para saber moverte en sitios que no conoces. Imagina un nuevo residente que llega al hospital… hasta que se acostumbra a dónde está todo, pasa mucho tiempo que podría ahorrarse con esta tecnología.

Pero llegó un momento en el que llevé la conversación a otros términos… le dije, ¿por qué no pensamos a lo grande? Como podéis ver, la gran mayoría de los usos que hemos descrito son individualistas o cuasi-individualistas. Pero, yo creo que el verdadero potencial de estas gafas está en sus posibilidades para equipos.

Imaginemos un escenario: una gran catástrofe, con múltiples heridos y un gran incendio declarado.

Ahora imaginemos que cada profesional que atiende a esa catástrofe lleva unas Google Glass.

El centro de coordinación podría tener identificados a sus efectivos sobre un mapa, porque tienen incorporado un GPS.

Se podrían ver incluso según su categoría profesional: los sanitarios de verde, los bomberos de rojo, otro personal de otro color. ¿Os imagináis lo que se ganaría en coordinación? Además, el centro de coordinación podría ver en tiempo real lo que le ocurre a cada uno. Todos podemos recordar casos de bomberos que quedan aislados en un incendio, con fatales desenlaces… creo que con esto se podrían evitar muchos casos de estos.

Sigamos por la parte sanitaria. Imaginemos que una primera oleada de profesionales se dedica a hacer una rápida clasificación (triage) de los accidentados. Y que, además, van marcando su posición GPS con su gravedad. El centro de coordinación tendría una información valiosísima para poder dirigir a las siguientes oleadas de profesionales de forma más efectiva.

Ahora imaginemos que un sanitario va a atender a un paciente que está atrapado y necesita a un par de bomberos para que le ayuden a sacarlo. En vez de tener que llamar, sólo tendría que buscarlos usando sus gafas y ahorrar un tiempo precioso. O emitir la situación del accidentado al centro de control para que acudan los bomberos más cercanos que tengan las herramientas adecuadas para la liberación (que no tienen por qué ser los más cercanos físicamente).

No sé, si sigo pensando, se me siguen ocurriendo muchas más aplicaciones para este escenario. De hecho, muchas de las que he escrito no aparecieron en la conversación que digo, se me han ido ocurriendo a medida que escribo…

La cuestión es que crear una aplicación para hacer esto es posible… es cuestión de invertir y pensarlo bien. De hecho, hasta creo que Google estaría dispuesta a colaborar en algo así, pues ellos dedican recursos a proyectos solidarios (os recomiendo que echéis un vistazo a Google.org… quizás una gran desconocida).

En fin, creo que tiene mucho potencial esta nueva propuesta de la gran G.

Eso sí, no he querido entrar en los múltiples dilemas éticos, legales, de privacidad y seguridad de la información que plantearían estos usos… por un momento, he querido ser soñador.

Entiendo que la tecnología existe y que la forma de aplicarla depende de nosotros. Quiero decir, si Google puede hacer estas gafas, también las podrían hacer otras empresas que garantizaran todo lo anterior. O también podría existir una especie de Google Apps para las gafas y que, si el cliente lo desea, la comunicación de las gafas se produjera sólo a través de servidores propios. O se podría firmar algún tipo de acuerdo de confidencialidad con Google… no sé, opciones hay muchas, la tecnología nos las brinda… somos las personas (y los grandes intereses) las que terminamos tergiversando todo ;)

Pero eso nunca evitará que podamos soñar.

  4 Responses to “¿Qué haría yo con unas Google Glass? Pensar a lo grande”

  1. Hola buenas, me gustaría aportar un punto de vista diferente al que habeís dado.

    No creo que la verdadera utilidad de Google Glass sea hacer una aplicacion especifica para cada problema (como propones en el articulo) la ventaja de Google Glass radica en hacer lo mismo pero sin las manos y sin perder la visión.

    Y por ejemplo en el caso que describes (los bomberos) se podría resolver sin ningún problema twiteando una dirección de G maps, una pequeña descripcion e incluso una foto hacia un hastag concreto o a un usuario.

    En definitiva no debemos pensar en usar distintas aplicaciones en cada soporte si no intentar hacer lo mismo de la forma más sencilla con cada soporte.

  2. Hola, Juan Luis.

    Ante todo, muchas gracias por tu comentario.

    Quiero decirte que estoy de acuerdo contigo en parte. Me explico.

    Estoy de acuerdo contigo en que no merece la pena estar reinventando la rueda cada vez que tenemos la oportunidad para ponernos fotos y medallas vacías de innovación. Aprovechar lo que ya existe en el ecosistema es muy eficiente y recomendable. De hecho, tu propuesta de combinar Twitter, geolocalización y Google Maps me parece muy buena.

    Pero mi desacuerdo viene por otra parte y es que una empresa no debe dejar sus servicios críticos en manos de terceros tan a la ligera. Y me explico. ¿Qué ocurriría si, durante una catástrofe, la ballena azul apareciera colgada por pajaritos? Es decir, ¿qué pasa si se cae Twitter? Otro ejemplo, ¿qué ocurriría si suplantaran una cuenta crítica de la coordinación? Twitter no es, precisamente, un paradigma de la seguridad.
    Ya expresé en el artículo mi preocupación sobre la dependencia de un dispositivo de tercero. Sobre todo con respecto a la seguridad de la información y privacidad. No sabemos qué datos estará recopilando Google y qué usos hará.

    Por eso, crear una aplicación específica para un uso tan crítico como puede ser la gestión de equipos que atienden una gran catástrofe no me parece “reinventar la rueda” ni algo descabellado.
    Si las gafas envían toda la información a un servidor de una infraestructura propia y usamos los mínimos servicios de terceros posibles, garantizaremos, no sólo la seguridad de nuestra información, sino de nuestro servicio.
    Y, la relación con terceros, debería llevar sus acuerdos de niveles de servicio y confidencialidad.
    Por ejemplo, podría intentarse con Twitter (en tu ejemplo) pero, ¿tú crees que Twitter firmaría con alguien una disponibilidad concreta? No sé yo… ¿y de confidencialidad? Quizás menos, ¿no?

    Sé que es un equilibrio difícil, sé que cada escenario es un mundo y que hay muchas perspectivas para un mismo problema.

    De todos modos, todavía queda mucho para que algo así sea posible ;) Veremos qué opción es la que se decide.

    Un cordial saludo.

  3. Toda tecnología se acabara imponiendo en todos los sectores de la sociedad, en el sector de la salud ya está sucediendo con el mHealth, y tanto las gafas, como los relojes, etc se van a ir complementado con todas las aplicacıones existenes o que todavía están por inventar.

  4. Estamos totalmente de acuerdo.
    Gracias por tu comentario.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>