Reflexiones sobre la salud participativa

Pues hemos llegado a la última entrada inspirada por el congreso de Medicina 2.0 en Maastricht. Una de las últimas ponencias importantes fue la del Profesor Doctor Bastiaan R Bloem, neurólogo y un excelente comunicador.

Disertó sobre la salud participativa de forma brillante; fue una de estas charlas que te dejan con la boca abierta, acompañadas por una excelente presentación y consiguiendo transmitirte sus ideas de forma que llegas a creer que son tuyas.

Entre otros conceptos interesantes, subrayó que l@s verdader@s conductores de la innovación en salud son l@s usuari@s del mismo: es a ell@s a quienes debemos preguntar qué necesitan de nosotr@s. Digamos que es llegar más allá en la tan traída y llevada corresponsabilidad; no sólo te haces responsable de tu salud, sino que te haces partícipe activo en tu servicio de salud y te implicas en los cambios. Dejar atrás la visión paternalista en la provisión de salud y dejar de decidir por el pueblo pero sin el pueblo, son factores clave para el éxito. Haciendo un paralelismo con entradas anteriores, es similar a preguntarle a l@s usuari@s de un programa informático por los cambios del mismo si tenemos intención de que dicha aplicación se use adecuadamente… ¿quién mejor que ell@s para decidir?

Algun@s pensarán que hacer eso sería muy difícil… ¡pero es que nadie dijo que fuera fácil! Y mucho menos puede tomarse como excusa para no intentarlo.

Este pensamiento me recuerda una frase de la charla con la que también estoy de acuerdo: “La Medicina no es complicada… nosotr@s la hemos hecho complicada”, frase que acompañó con el siguiente ‘sketch’ de la película “El sentido de la vida” de los Monty Python -atentos al minuto 1:24-

…no haga nada, usted no está cualificada…”, para partirse…

Para no quedarme en el plano teórico… ¿qué cosas podríamos hacer?

Por ejemplo, dar a l@s usuari@s sitio en nuestras webs corporativas (a las asociaciones de pacientes, por ejemplo). Imaginad que la población tuviera la posibilidad de ser partícipe en la información que hay en nuestras webs, que se conviertan en algo más que un diálogo unidireccional y que se impliquen en un diálogo ciudadan@s, profesionales y, ¿por qué no? Directiv@s…

L@s profesionales podremos saber mucho sobre enfermedades y tratamientos, pero nadie mejor que l@s propi@s pacientes saben cómo se sienten en nuestros centros y cómo les afectan los tratamientos que les proporcionamos, por poner dos ejemplos rápidos. ¿Por qué no trabajamos tod@s junt@s en mejorar esto? Tenemos muchas herramientas para poder hacerlo… foros, wikis, blogs, vídeos… como decía en una entrada anterior; empecemos por algo simple, que ya irá creciendo y, si no funciona, que no nos desanime para probar cosas nuevas… si l@s usuari@s son partícipes activ@s, estoy seguro del éxito que tendrían estas iniciativas.

Si no lo hacemos nosotr@s… iba a decir que alguien lo terminará haciendo, pero es que ¡YA SE ESTÁ HACIENDO! Ejemplo rápido: Patients Like Me -pacientes como yo-

Sentirse parte de una comunidad tiene un claro efecto beneficioso… cuán mayor sería este efecto si en esta comunidad estuviéramos implicados l@s profesionales que cuidamos de su salud, por no hablar de la increíble retroalimentación que recibiría el servicio de salud, procedente tanto de l@s usuari@s como de otr@s profesionales, desapareciendo las barreras geográficas u organizativas.

Ya que el conocimiento generado estuviera estructurado y meternos en web semántica sería genial, pero… empecemos por lo pequeño, que ya creceremos… ¿nos animamos?

2 comentarios Comments For This Post I'd Love to Hear Yours!

  1. JoSerra dice:

    Hola Fran,

    Me ha gustado mucho la filosofia que destila este post.
    Sin embargo, quisiera resaltar una posible causa a la escasa (o casi nula) adopcion de las medidas que sugieres en, al menos, el servicio de salud que conozco: quedan al descubierto las miserias y disfunciones de la organizacion !

    En general, a los directivos de los centros no les atrae en absoluto que los profesionales y usuarios pongan a la vista las carencias y errores (algunos de ellos, inaceptables si fuesen conocidos por el “gran publico”).

    Por otro lado, la carga de trabajo que las correcciones de dichas deficiencias generaria, retrae cada vez mas la adopcion de las mismas.

    Hay que tener unos profesionales y usuarios muy motivados para que estas medidas tengan una oportunidad de exito.

    Caminante no hay camino, se hace camino al andar …

  2. Estoy de acuerdo contigo, no es nada fácil… y poner nuestras miserias al descubierto no es nada políticamente correcto, cierto… pero, todos sabemos que están ahí, errar es humano, ¿no es cierto? No podría haber mayor ejercicio de transparencia que el escenario ideal que planteo pero, no dejemos que lo perfecto sea lo enemigo de lo bueno… como dice Fogg, empecemos por algo pequeño que ya crecerá.
    Tampoco hay que irse a por las miserias nada más empezar… abrir el diálogo abierto e implicar a TODOS los actores no puede traer nada malo, ¿no crees?
    Eso sí, tienes más razón que un santo cuando dices que hacen falta profesionales y usuarios muy motivados… pero yo creo que somos suficientes por estos lares 2.0 para ir empezando… yo he conocido casi todos los perfiles posibles en la blogosfera… hasta algunos directivos andamos por aquí, jeje.

    Creo que pronto estaremos en condiciones de iniciar ese difícil pero precioso y prometedor camino.

    Un abrazo y muchas gracias por tu comentario.

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!